Información

Comúnmente se cree que la alfabetización digital se enfoca de manera exclusiva a capacitar a las personas en el uso de una computadora y sus sistemas operativos pero es un proceso que va más allá de eso; ya que, pretende incorporar las TICs (tecnologías de la información y comunicación) a la vida cotidiana con el fin de obtener conocimiento empleándolo para facilitar las tareas y así tener un aprendizaje integral.

Las principales dificultades a las que se enfrenta la alfabetización digital están  relacionadas con la brecha digital que se debe a un rezago tecnológico que viven algunas comunidades que no cuentan con los recursos para adquirir e incorporar nuevas tecnologías en su entorno social, aunado a la existencia de los llamados analfabetas digitales que son individuos que desconocen sobre el uso de TICs o simplemente se muestran renuentes a  hacer uso de ellas.

Las nuevas tecnologías no pueden actuar por sí solas si no se les encamina a un objetivo específico enfocado en las necesidades de cada grupo social, de nada sirve equipar aulas y adquirir tecnología sofisticada si no se capacita previamente a las personas para que interactúen con estos nuevos medios de aprendizaje y enseñanza pues podría desvirtuarse su objetivo.

CosmoCiudadano en su área de investigación se dedica a analizar lo que sucede actualmente en relación a la cultura digital, con el fin de promover y difundir información sobre el uso responsable de las nuevas tecnologías y la implicación que éstas tienen en la sociedad mexicana.

 Para comprender lo anterior empezaremos por definir lo que es la cultura digital o la cibercultura, sin embargo para comprender lo anterior es importante definir lo que es cultura. En la página de la UNESCO vemos que en 1982 se realizó en México la “Conferencia Mundial sobre las políticas culturales” en la que dicha organización llega a la siguiente definición de cultura:

…la cultura puede considerarse actualmente como el conjunto de los rasgos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad o un grupo social. Ella engloba, además de las artes y las letras, los modos de vida, los derechos fundamentales al ser humano, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias y que la cultura da al hombre la capacidad de reflexionar sobre sí mismo. Es ella la que hace de nosotros seres específicamente humanos, racionales, críticos y éticamente comprometidos. A través de ella discernimos los valores y efectuamos opciones. A través de ella el hombre se expresa, toma conciencia de sí mismo, se reconoce como un proyecto inacabado, pone en cuestión sus propias realizaciones, busca incansablemente nuevas significaciones, y crea obras que lo trascienden.(UNESCO)

 Para Néstor García Canclini (2004:34), en su libro “Diferentes, desiguales y desconectados. Mapas de la interculturalidad” nos dice que “la cultura abarca un conjunto de procesos sociales de significación o, de un modo más complejo, la cultura abarca un conjunto de procesos sociales de producción, circulación y consumo de significados de la vida social”; lo que nos quiere decir el autor es que la cultura se presenta como procesos sociales, es decir: “todas las prácticas sociales contienen una dimensión cultural” (2004:37)

Por otro lado Pierre Bourdieu nos dice que la cultura “es un espacio de reproducción social y organización de las diferencias” (Bourdieu, en Canclini, 2004:37).

A lo anterior podemos concluir que la cultura es parte de la sociedad es lo que le da significado a ella, y la cultura se produce y se reproduce en lo social. Dentro de la cultura se desarrollan los procesos de significación que permiten las interacciones culturales.

A la cultura del siglo XXI se le suma un nuevo ingrediente conocido como ciberespacio el cual es definido por Pierre Lévy (2007:5) como:

el nuevo medio de comunicación que emerge de la interconexión mundial de los ordenadores. El término designa no solamente la infraestructura material de la comunicación numérica, sino también el oceánico universo de informaciones que contiene, así como los seres humanos que navegan por él y lo alimentan.

Este ciberespacio es parte de la sociedad y por lo tanto se ha convertido en parte de la cultura como el mismo Lévy (2007:6) afirma “Es imposible separar lo humano de su entorno material ni de los signos e imágenes a través de los cuales dan sentido a su vicia ya su mundo”. Hoy en día es imposible separar las implicaciones sociales que el ciberespacio da a las significaciones culturales.

Por otro lado Nazzareno Ulfo (2008:140) nos define cibercultura como “world consisting of humans and machines where documents and images are created by computer interaction.”; con lo anterior podemos concluir que el ciberespacio es un lugar en donde la sociedad del siglo XXI ha logrado encontrar sentido, y por lo tanto ahí se generan procesos sociales de significación, a lo cual se concluye que en el ciberespacio hay cultura; la cual los autores la denominan cibercultura o cultura digital.

No podemos imaginar la complejidad de la cibercultura como Lévy (2007:100) nos dice “La cibercultura apunta hacia una civilización de telepresencia generalizada. Más allá de una física de la comunicación, la interconexión constituye la humanidad en continuo sin frontera, atraviesa un medio de información oceánico, sumerge los seres y las cosas en el mismo baño de comunicación interactivo. La interconexión teje un universal por contacto.”, la cultura se basa en la comunicación en la reproducción social mencionada por Bourdieu, esa comunicación llegó al ciberespacio, y por lo tanto las relaciones, las reproducciones y los procesos de significación suceden a través de las tecnologías de la información y la comunicación.

Con la cibercultura se expresa la aspiración de construir un lazo social, que no se basaría ni en las pertenencias territoriales, ni en las relaciones institucionales, ni en las relaciones de poder, sino en la reunión alrededor de centros de interés comunes, en e! juego, en el hecho de compartir el conocimiento, en el aprendizaje cooperativo, en los procesos abiertos de colaboración. El gusto por las comunidades virtuales se fundamenta en un ideal de relación humana destenitorializada, transversal, libre. Las comunidades virtuales son los motores, los actores, la vida diversa y sorprendente del universal por contacto. (Lévy, 2007:103)

Justamente lo anterior es lo que quiere aportar CosmoCiudadano, investigar los procesos de significación que se dan en el ciberespacio y así aportar conocimiento a la comprensión de la cultura digital o cibercultura.

Referencias

Canclini García, N. (2004). Diferentes, Desiguales y Desconectados. Barcelona, España: Gedisa.

Lévy, P. (2007). Cibercultura – Informe al consejo de Europa. España: Anthropos.

Ulfo, N. (2008). The Challenge of Cyberculture. European Journal of Theology , 17 (2), 138-143.

UNESCO. (s.f.). Líneas Generales – Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. Recuperado el 3 de Enero de 2014, de Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura: http://www.unesco.org/new/es/mexico/work-areas/culture/

Como nos menciona Diego Levis  (2006) “la alfabetización digital es uno de los principales desafíos  con los que se enfrenta la educación hoy”. En CosmoCiudadano nos preocupamos por la alfabetización digital, sin embargo es importante entender a que se refiere este término y cual es nuestra postura respecto a este.

 Habrá que iniciar con la definición que la Real Academia Española (RAE, 2012) nos da de alfabetización “acción y efecto de alfabetizar” a su vez alfabetizar nos dice que es “enseñar a leer y a escribir”, podríamos asumir entonces que alfabetización digital es enseñar a leer y a escribir a través de las tecnologías de la información y la comunicación; sin embargo la respuesta no es tan sencilla, ya lo menciona Alfonso Gutiérrez Martín (2003), es algo mas que “ratones y teclas”

En CosmoCiudadano vemos la importancia de la alfabetización digital no como una visión de carácter instrumental, sino como la importancia de aprender un verdadero lenguaje digital con los derechos y obligaciones que ello conlleva.

Una verdadera alfabetización digital no consiste sólo en enseñar a utilizar distintas aplicaciones informáticas, sino que debe ofrecer los elementos básicos para la comprensión y dominio de los sistemas de codificación en los que se basa este nuevo lenguaje. (Levis, 2006)

Nosotros coincidimos que la alfabetización digital debe de girar en torno a lo que nos afirman el Dr. Alfonso Gutiérrez Martin y Kathleen Tyner en su artículo “Educación para los medios, alfabetización mediática y competencia digital”

Aunque el niño entra en contacto con los medios antes de ir a la escuela y adquiere una alfabetización informal básica, el principal ámbito de la alfabetización digital debe ser la educación formal, pero no una educación formal endogámica centrada en capacitar al individuo para aprobar unas asignaturas y pasar al curso siguiente, sino una educación desde la escuela para la vida, una educación básica que tenga además en cuenta tanto las destrezas ya adquiridas y la alfabetización informal de los alumnos, como el potencial educativo de las TIC en la vida de los niños fuera de la escuela. (Gutiérrez Martin & Tyner, 2012)

Hay que entender que no se puede dar una verdadera alfabetización digital si no se tienen las competencias básicas en las cuales, según la UNESCO, se centra la alfabetización mediática e informacional, las cuales son: comprensión, pensamiento crítico, creatividad, consciencia intercultural y ciudadanía. (Gutiérrez Martin & Tyner, 2012); de esta manera podemos ir concluyendo que para CosmoCiudadano, alfabetización digital no es aprender a escribir en Word o hacer una presentación en Power Point, sino que va mucho mas allá, es enseñar a los mexicanos, a ser ciudadanos críticos, responsables, con consciencia cívica de lo que sucede a través de la tecnología de la información y la comunicación.

La literatura no tiene claro el concepto, bien lo apunta David Bawden en su artículo “Revisión de los conceptos de alfabetización informacional y alfabetización digital”, sin embargo desde la postura de nuestra A.C. el objetivo de esta área es generar un aprendizaje en torno a la convivencia, creatividad y ciudadanía que da la cultura digital, y eso va mucho mas allá que aprender a utilizar la herramienta de una manera técnica sino que lleva a lo conceptual que estos medios permiten.

Referencias

Gutiérrez Martin, A., & Tyner, K. (2012). Educación para los medios, alfabetización mediática y competencia digital. Comunicar, Revista Cientifica de Educomuniación (38), 31-39.

Levis, D. (2006). Alfabetos y saberes: la alfabetización digital . Comunicar. Revista Científica de Comunicación y Educación (26), 78-82.

Martín, A. G. (2003). Alfabetización Digital. Algo mas que ratones y teclas . Gedisa.

RAE, R. A. (2012). Diccionario de la Lengua Española. Recuperado el 2013, de http://www.rae.es/rae.html